Día Internacional de la danza 2020.

Como lo expliqué en el artículo, Día Internacional de la Danza. ¿Por qué se celebra?, el 29 de abril se hace una reflexión sobre este arte que nos permite expresarnos a través del movimiento. Se rinde así homenaje a maestros, escenógrafos, académicos y un sinfín de personas que engrandecen el bailar como algo que nos conecta tejiendo un lenguaje universal.

Este año la celebración es diferente. Sí. Muchos escenarios se cerraron, las luces se apagaron y los espejos de muchas academias se quedaron sin reflejo. Este año 2020, la pandemia por Coronavirus o Covid-19 nos ha obligado a quedarnos en casa y disminuir el contacto del que tanto se hace apelación cuando se danza. Pero eso no detuvo a miles de bailarines y bailadores. Ahora más que nunca, el movimiento viaja como onda contagiosa, recorre mares y sobrepasa fronteras sin ningún pasaporte, tal y como lo hace este extraño virus que tiene paralizado al mundo.

La danza se reinventó (siempre lo ha hecho) y se ha visto a muchas personas readaptándose, comunicando por medio de video llamadas y videos tutoriales. Danzando. Es un momento raro. Y tengo que decir que tiene sus ventajas. Gracias a este difícil momento algunos festivales de danza se transmiten en vivo, atraviesan el Atlántico y llegan hasta mi casa, en Francia por medio de la pantalla. Fue así como pude disfrutar de la programación del Festival Gente que danza, organizado por la Universidad Javeriana de Cali, en Colombia.

Aquí comparto una clase de Danza folclórica de la maestra Liceth Chavarro, cofundadora de Makondo, Corporación Cultural. ¡Amor por la tradición!

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *